IAM gestiona integralmente el ciclo del agua, por medio de la operación de sus filiales sanitarias. Este proceso incluye la captación de agua cruda, producción, transporte y distribución de agua potable, y recolección, tratamiento y disposición final de aguas servidas.

0 1
Proceso de Captación

Para el proceso de captación, las subsidiarias de IAM cuentan con los ríos Maipo y Mapocho en la Región Metropolitana, importantes fuentes que permiten captar agua cruda con altos niveles de pureza, ya que nacen en la Cordillera de Los Andes. En el sur del país, las fuentes están constituidas por captaciones superficiales que operan en conjunto con acuíferos subterráneos. La empresa, a través del Grupo Aguas, mantiene la propiedad legal de los derechos de aprovechamiento de agua de todas sus fuentes.

En el centro del país se cuenta, además, con importantes reservas de agua que aportan los recursos hídricos necesarios cuando el agua de las fuentes escasea. Las tres mayores reservas en la Cuenca de Santiago son: Embalse El Yeso, con una capacidad de 220 millones de metros cúbicos; Laguna Negra con 600 millones de m3; y Laguna Lo Encañado con 50 millones de m3. En las concesiones ubicadas en el sur de Chile no es necesario contar con reservas adicionales, ya que las fuentes de captación aseguran la continuidad del suministro.

0 2
Producción de Agua Potable

Para la producción de agua potable, las sanitarias de la sociedad mantienen un conjunto de plantas con una capacidad total de potabilización de 38,27 m3 por segundo; correspondiendo 34,37 m3/s a instalaciones en la Región Metropolitana y 3,9 m3/s en el área de concesión de ESSAL. Las principales plantas de producción de agua potable en el Gran Santiago son el Complejo Las Vizcachas y la Planta La Florida, que tienen caudales de diseño de 16 metros cúbicos/s y 4 metros cúbicos /s, respectivamente. En las regiones De Los Lagos y De Los Ríos en el sur del país, se mantienen numerosas instalaciones que abastecen los requerimientos de dicha zona.

0 3
Distribución de Agua Potable

En el Gran Santiago, la filial Aguas Andinas mantiene 357 estanques, con una capacidad superior a un millón doscientos mil de metros cúbicos totales, lo que otorga alta autonomía del sistema.

Nuestra red de distribución tiene una longitud de 13.193 kilómetros en la Región Metropolitana, lo que implica una cobertura del 100% de los clientes de agua potable. En las regiones De Los Lagos y De Los Ríos, nuestra red alcanza los 2.300 kilómetros, también con una cobertura del 100%.

0 4
La Recolección de Aguas Servidas

La recolección de aguas servidas es el proceso de evacuación de las aguas utilizadas a través del alcantarillado hasta las plantas de saneamiento o puntos de disposición final.

Por medio de sus sanitarias, IAM cuenta con una eficiente red de recolección, la que a nivel consolidada suma 12.743 kilómetros de alcantarillado. En el Gran Santiago, esta red que está diseñada para funcionar por flujo gravitacional, tiene una longitud de 10.705 kilómetros, y en las regiones X y XIV totaliza una longitud de 2.038 kilómetros.

0 5
El Tratamiento de Aguas Servidas

El tratamiento de aguas servidas permite descontaminar las aguas residuales dejándolas en óptimas condiciones para su restitución a los cauces naturales y su posterior uso en riegos, en conformidad con los estándares exigidos por la legislación chilena.

Las sanitarias de la empresa mantienen y operan tres grandes plantas de tratamiento en el Gran Santiago: El Complejo Trebal-Mapocho y la Planta La Farfana. Además, poseen 10 instalaciones menores y una planta en la zona nororiente del área de concesión. En conjunto, todas estas instalaciones efectúan la depuración del 100% de las aguas servidas de la Región Metropolitana. A su vez, a través de ESSAL, la compañía cuenta con 29 plantas de tratamiento de aguas residuales en el sur de Chile.